Nuestra Cosecha

Envíos en 24 horas para pedidos de Lunes a Jueves hasta las 16:00

Torrijas al horno. Receta baja en calorías

Torrijas al horno

La Semana Santa es una fecha muy señalada para muchas personas. Esta festividad, en la que las cofradías sacan sus pasos para que todo el mundo pueda verlos, nos acerca además deliciosos platos típicos. En estas fechas, toman protagonismo las recetas de platos de bacalao, potes de vigilia y por supuesto nuestras queridas torrijas. Son muchas las familias que en estos días realizan las tradicionales torrijas de Semana Santa. Pero, este exquisito dulce que a todos nos encanta, siempre nos suele dejar como resultado algún kilito de más. Por esa razón, hoy en Nuestra Cosecha, especialistas en venta online de cítricos valencianos, queremos intentar aligerar un poco este dulce realizando unas deliciosas torrijas al horno. 

 

Torrijas al horno. Igual de jugosas, pero con menos calorías

 

Si eres de los que te obsesionan las calorías, pero te encantan las torrijas, ¡Deja de preocuparte! hoy te damos la solución. Ya no tienes por qué privarte de este dulce tradicional si están en plena operación bikini. Simplemente, tienes que hacerlas de una forma más ligera. Si sigues nuestros pasos, estamos seguros de que te quedarán deliciosas y de lo único de lo que te tendrás que preocupar es de no devorarlas todas.

No obstante, antes de empezar con nuestra receta de torrijas al horno, queremos que conozcas un poco de la historia de este dulce típico de Semana Santa.

 

Orígenes de las torrijas

 

Las torrijas es un postre muy sencillo de hacer. Además de ser uno de los dulces más antiguos de los que hay constancia.

A las torrijas también se las conoce como torejas o tostadas. De un dulce parecido, ya hablaba Marcus Gavius Apicius en el siglo I d.C. En la época de los romanos, existía un dulce muy similar aunque no exacto a nuestras queridas torrijas. No fue hasta el siglo XV, cuando se empieza a elaborar de una manera más parecida a la de hoy en día. Lo curioso es que su ingesta no tenía nada que ver con la celebración de la Semana Santa.

Este dulce estaba elaborado de pan duro, azúcar, huevo, leche o vino y se comenzaron hacer para aliviar a las parturientas cuando daban a luz. Se pensaba que con ellas se favorecía su recuperación postparto. Estas torrijas, que se realizaban en tamaño más pequeño de las que conocemos hoy en día, se servían con una copita de vino.

 

¿Por qué se elaboran las torrijas en Semana Santa?

 

Lo curioso es que no se sabe muy bien como las torrijas se han instaurado como postre de Semana Santa. Simplemente, se cree que al ser un dulce saciante y calórico, se incluyeron en la Cuaresma para compensar los períodos de abstinencia de algunos alimentos.

Lo que sí está claro, es que las torrijas siempre se han asociado a tiempos económicamente difíciles. Este alimento es barato y con él se aprovechan los restos de pan duro. En aquella época, para la mayoría de las familias era la única opción que tenía para degustar algún dulce.

La verdadera torrija se realiza con pan algo duro y leche, aunque también se elabora con vino. Esto es debido a que la tradición popular cuenta que las torrijas representan el cuerpo y la sangre de Cristo.

Hoy en día, las torrijas han perdido un poco de ese enlace religioso y las podemos encontrar fácilmente en esta época en todos los restaurantes y pastelerías.

 

Un dulce internacional

 

Las torrijas no solo se consumen en España, muchos otros países tienen sus propias versiones de nuestra querida torrija. En Francia tienen el Pain Perdu, en Alemania el Arme Ritter y en Gran Bretaña el poor knights of Windsor. Los americanos las llaman French Toast, los suizos Fotzelschinitten, los austríacos Pofesen, en Hungría se llama Bundás Kenyér y en los Países Bajos las denominan Wentelteeife. Nuestros vecinos Portugueses las llama “rabanadas” y lo curioso es que ellos las comen en Navidad.

Como puedes ver, las torrijas tienen diferentes versiones según el país donde te encuentres y todas ellas están deliciosas.

Pero si algo tiene en común todas estas torrijas internacionales, es que todas son un dulce muy calórico. Recuerda que una torrija de 230 gramos aproximadamente te proporciona unas 553 calorías. Por eso hoy, queremos equilibra un poco esas calorías realizando unas estupendas y deliciosas torrijas al horno con un toque de naranja y limón.

 

Cómo hacer torrijas al horno

 

Si quieres elaborar unas deliciosas torrijas te vamos a dar dos consejos, el primero es que las realices con pan del día anterior y el segundo que elijas unas naranjas y limones de calidad como las que puedes adquirir en Nuestra Cosecha. Estos cítricos junto con la canela le darán ese toque tan especial y delicioso.

NUESTRA COSECHA - Torrijas al hornoIngredientes

 

  • Pan de torrijas o pan del día anterior
  • Cáscara de un limón
  • Cáscara de una naranja
  • 600 g de leche
  • 3 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 2 ramas de canela

Para decorar

  • Azúcar al gusto
  • Canela al gusto

 

Elaboración

 

Paso 1

Empieza pelando la naranja y el limón, es importante que no quede parte blanca en ella para que no amargue. También tendrás que cortar el pan en rebanadas.

Luego, en un cazo pon la leche, 4 cucharadas de azúcar y 2 ramas de canela. Añade las cáscaras de naranja y limón y ponlo en el fuego hasta que comience a hervir.

Paso 2

Una vez empiece a hervir, tapa la cazuela y retírala del fuego. Déjala reposar unos 15 minutos.

Paso 3

Ahora tendrás que colar la leche e ir empapando cada rebanada de pan con ella. Una vez la tengas humedecida, pásala por el huevo batido y colócala en una fuente de horno. Tendrás que tener mucho cuidado de que no se te rompan porque estarán muy blanditas.

Paso 4

Precalienta el horno a 200 °C y coloca la rejilla a media altura.

Una vez caliente, mete las torrijas y hornéalas durante unos 5 minutos. Luego, dale la vuelta y déjalas otros 5 minutos más.

Paso 5

Cuando las tengas horneadas, colócalas en una fuente y espolvoréalas con una mezcla de azúcar y canela. También puedes bañarlas con unas cucharadas de la leche infusionada de la que te ha sobrado.

¡Ya puedes disfrutar de tus deliciosas torrijas!

 

Consejos para restar calorías a las torrijas al horno

 

Para que te queden jugosas es fundamental que las empapes bien cuando la leche aún esté caliente. De esta manera se hidratarán mucho mejor.

También te aconsejamos que si quieres restarle aún más calorías a las torrijas, utilices pan tradicional, en lugar del pan brioche que se ha puesto tan de moda. Recuerda que ese tipo de pan lleva mantequilla. El pan de molde tampoco es aconsejable, ya que tiene más calorías que el normal.

Si quieres ahorrar unas pocas calorías más, lo ideal es que sustituyas la leche entera por desnatada.

Además, intenta controlar la cantidad de azúcar con la que infusiones la leche y la que le añades posteriormente para decorarla. Si quieres, en lugar de azúcar le puedes añadir miel. Pero, no te pases que la miel también contiene azúcar.

Como ves, son muy sencillas de realizar y al hacerlas al horno le restas las calorías que te aporta el aceite al freírlas.

Eso sí, las hagas como las hagas, recuerda siempre elegir una materia prima de la mejor calidad. En la elección de los cítricos en Nuestra Cosecha te podemos ayudar, haciendo llegar a tu mesa las mejores y naranjas y limones valencianos 100% naturales.

¡Recibe en sólo 24hrs. nuestras naranjas online
y demás productos 100% naturales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Este es tu código
de descuento!

BIENVENIDA5

Escríbelo en la casilla de código de descuento al finalizar tu pedido y te descontaremos un 5% del importe total

¡Aprovéchalo antes de 48 horas para que no caduque, no te lo pierdas! 🙂

¡Consigue nuestro descuento!

Recibe ahora nuestro descuento de bienvenida
y haz tu primer pedido al mejor precio

* Valida el código que recibirás al finalizar tu pedido.

El código deberás introducirlo en la casilla de código de descuento para que te sea aplicado.